¿Puedo lavar el corcho?

Si, el corcho es un material poroso y absorbente. Si se mancha con algo, podés pasarle un trapo húmedo suavemente (si frotás muy fuerte puede aclararse un poco la estampa) o ponerlo debajo de un chorro de agua, incluso podés pasarle un esponjita con detergente. Luego enjuagá bien y dejá secar naturalmente (si lo ponés al sol o sobre una estufa se puede resecar).

¿Cómo lavo las telas?

En la etiqueta de cada producto te damos detalles de lavado pero, por las dudas, te los dejamos también acá:

- El lienzo puede ser lavado normalmente en lavarropas o a mano.

- El fieltro de lana se lava, al igual que los sweaters, a mano con agua fría y detergente. Algunos lavarropas también tienen un modo de 'Lavado a Mano' pero no le pongas mucho jabón. Tip de lavandería: ¿Sabías que un gran porcentaje del consumo de energía y agua de un textil se da en su etapa de uso? El lavado, secado y planchado de nuestra ropa y textiles, puede influir en la huella ambiental que dejamos. La mejor manera de minimizar el impacto es: elegir lavados en lavarropas que sean cortos y no superen los 30° (la ropa se lava super bien y de paso no corrés riesgo de encogimiento), planchar lo mínimo indispensable, secar naturalmente siempre que sea posible (en tendedero, al aire libre o cerca de una estufa que ya tengas prendida). 

Mi cajón de madera agarró un poco de humedad ¿cómo lo soluciono?

Es posible que si dejás tu cajón en un rincón húmedo o alguna fruta se pone fea dentro, agarre un poco de humedad. Esto sucede cuando no tratamos nuestros materiales con sintéticos, que retrasan el deterioro pero bloquean las propiedades naturales que trae la madera. Podés sacar el cajón al sol y lijar suavemente la parte que haya tomado humedad. Se secará naturalmente y vas a poder seguir usándolo normalmente.